• Categoría de la entrada:COACH
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

La sombra tiene la fuerza de lo prohibido + ejercicio para mejorarlo

Por: Giovanna D´cools

Si me lees por primera vez, y no sabes a qué me refiero cuando hablo de la sombra, te lo cuento, y va de una parte de nosotros, del “Yo” que guarda las partes no conscientes, es lo no aceptado, lo no visto. 

Para el psicólogo Suizo Jung en una segunda instancia, la sombra designa al aspecto inconsciente de la personalidad, caracterizado por rasgos y actitudes que el yo consciente no reconoce como propios. Y por ello, lo proyectamos en el otro, de forma inconsciente, es decir, creemos que el “tóxico” es el otro, que la culpa de lo que nos ocurre en forma de una relación, situación tormentosa o de sufrimiento, es producto del vaivén de eso que solemos llamar destino. 

Y claro, esto lleva una explicación más amplia y detallada, pero te lo pondré simple y es que eso que llamamos destino o el bendito “por qué me pasa esto a mí” piénsalo, esta pregunta ¿En qué espacio emocional te deja? Sí, lo que hace es colocarte en la posición de víctima, es decir te deja indefenso, te resta poder de acción, de determinación para ir y trabajar por cambiar.

La sombra en una segunda instancia, representa esa parte inferior de la personalidad, donde se suman todas las disposiciones psíquicas personales y colectivas que no son asumidas por la consciencia por su incompatibilidad con la personalidad que predomina en nuestra psique. 

Y qué sucede cuando la sombra emerge, grita, es porque no hemos atendido, trabajado esos contenidos rechazados por nuestra personalidad, ya que el hecho de no verlos, de ninguna manera hará que desaparezcan. Lo que te vengo a contar es que es allí cuando en tu vida “esa especie de destino” comienza a cobrar vida propia y sientes que no tienes control de lo que ocurre y sientes un desbalance en tu vida.

Aquello que no aceptamos o no sabemos encontrar en nosotros mismos, se nos muestra en la cotidianidad como aquel personaje de las telenovelas o películas, que es antagónico del protagonista, es malvado y jajajaja que crees, la matriz de una relación “tóxica” sea con una pareja, ex pareja, madre, padre, jefe, hijo, amistades, familiares, gobiernos, no es más que un mensaje, son esos issues, que no hemos trabajados. Pues sí, la sombra grita, por ello se dice que tiene la fuerza de lo prohibido, que según cada caso, puede actuar tanto como recuerdo antagónico, que pone de manifiesto las carencias del yo consciente como en alivio compensatorio de esta misma insuficiencia. 

Aún falta una parte, la más importante

Atentx...

Aprender a integrar la sombra pasa por un trabajo de auto-observación

Exploración, reflexión, y aceptación de eso que me niego a sentir, y pasa por estar en silencio e intimar con tu “yo”, sin juicio y respetando tus tiempos y procesos.
Click Here

Deja una respuesta